Uppsss, alguien la cago ya volvemos.
A caballo regalado no se le miran los dientes